¿Tu despacho profesional funciona como una empresa?

¿Tu despacho profesional funciona como una empresa?

¿Conoces algun despacho con departamento comercial o de comunicación?

Después de asesorar a algunos despachos profesionales de diferentes sectores y especialidades, como despachos de abogados, de arquitectos o, incluso, clínicas médicas; hemos observado que uno de los mayores problemas que tienen es la dificultad de tratar su negocio como una empresa.

Los profesionales colegiados, independientemente de su profesión, actúan de forma parecida.

Tanto abogados, como médicos o arquitectos, por ejemplo, tienen un alto grado de conocimiento sobre su especialidad pero, en muchos casos, desconocen cómo funciona y se gestiona una empresa en todas sus vertientes: desde la propia gestión del equipo profesional y la política de comunicación interna, a cómo captar clientes o en qué consiste crear una identidad y estrategia digital.

Si lo consideramos de forma lógica, un despacho, debería funcionar de la misma manera que cualquier empresa. ¿Y cómo se organiza una empresa? Creando departamentos por áreas: el departamento financiero, el de recursos humanos, el de marketing y comunicación, el comercial o el legal, por citar algunos. No obstante, esta misma estructura raramente se observa en los despachos profesionales que, por el contrario, acusan las mismas necesidades que cualquier otro negocio. Entonces, ¿porqué no se estructuran de la misma manera? Simplemente, por una cuestión de tradición, sectores y falta de conocimiento. Aquí, es donde escoger a un buen consultor de negocio que nos ayude a estructurarnos mejor y que cree los diferentes departamentos de forma interna o mediante un outsourcing de servicios, puede resultar clave.

Si tienes un despacho, es importante empezar a salir de tópicos tan conocidos como, por ejemplo: mis clientes nos conocen por el ‘boca a boca’, ‘siempre lo hemos hecho así’ o ‘todos mis empleados forman una gran familia’.

Con el fin de ayudar a estos profesionales colegiados y a dar el paso para empezar a actuar como cualquier empresa, profesionalizando así la estructura de su negocio, hemos pensado algunos consejos o tips sobre diferentes puntos clave que creemos que debes tener una cuenta.

Tratar tu despacho como una empresa.

En primer lugar, analiza tu despacho (a nivel operativo, digital, de línea gráfica , humano, comercial, financiero y a nivel de marketing y comunicación). A continuación, crea una estrategia transversal para cada una de las áreas que has evaluado y diferencia, en la misma, la política externa (clientes, proveedores, partners, etc…) de la interna (empleados y local/oficina). Por último, considera qué acciones debes tomar en cada una de las áreas y crea medidores que te permitan estudiar, a posteriori, el resultado de las mismas, con el objetivo de corregirlas o bien mejorar las que se han tomado.

Sin perjuicio de lo comentario anteriormente, en la mayoría de los casos existen normas deontológicas que nos reducirán mínimamente las acciones que se pueden adoptar en todas las áreas.

No obstante, la necesidad de dar un salto adelante es más acuciante que nunca. Los sectores están evolucionando. Cada vez tenemos más startups de Legaltech como ‘Bigle Legal’, ‘Pyme Legal’ o ‘Mil contratos’. Existen directorios como ‘Top Doctors’ que listan a los mejores profesionales de la medicina. ‘Habitissimo’ es uno de los primeros Marketplace que une al usuario con los profesionales de la construcción, arquitectos e interioristas. Las startups que surgen funcionan como empresas. Quizás es el momento de que tu despacho se transforme.

Empieza el cambio, nosotros te ayudamos.

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
¿Tan importante es el logotipo de tu empresa?

¿Tan importante es el logotipo de tu empresa?

Como esa primera impresión que tenemos cuando conoces a alguien por primera vez, el logotipo es la cara de tu empresa. Es la imagen que concentra todos los valores de tu marca y facilita que las personas identifiquen y asocien rápidamente tu empresa con los servicios y/o productos que ofreces. ¿Tan importante es el logotipo de una empresa?

Para poder responder a esa pregunta y muchas otras, hemos decidido entrevistar a nuestro experto en imagen corporativa, Alberto Navarro, para que nos indique qué debemos considerar a la hora de diseñar un logotipo que posicione a tu marca.

¿Porqué es importante el logotipo de una empresa?
¿Qué haces al despertar por la mañana? Te duchas, te preparas, te arreglas… Y lo haces porque al salir a la calle, al hablar con otras personas, quieres que te respeten, que se fíen de ti… Que te vean una persona pulcra y ordenada. Un logotipo es la cara de la empresa. Es su aspecto y de él dependen en gran medida las valoraciones de los demás, nos guste o no. Todos tenemos prejuicios superficiales y nos condicionan constantemente.

¿El logotipo de una empresa se puede modernizar?
El logotipo de una empresa se debe modernizar. No podemos quedarnos anclados en el pasado. ¡El consumo de imagen en estos tiempos va más rápido que el reloj! Durante todo el día estamos recibiendo inputs de nuevas tendencias, nuevos productos, nuevos modelos que nos llevan inconscientemente al prototipo ideal que es lo actual y lo moderno. Todo se hace viejo y lo viejo se vende/tira para comprar lo nuevo. Es algo que no podemos detener.

“El logotipo de una empresa se debe modernizar”.

¿Qué debe tener un logotipo?
Un logotipo debe tener presencia. Debe interpretarse como una unidad. Un nombre, un guiño conceptual y si es necesario, un pequeño slogan. ¡Directo y recordable!

¿Qué debe transmitir un logotipo?
Debe transmitir todo aquello con lo que se identifica la empresa. Debemos hacer un estudio de los principales valores que la empresa pretende transmitir. No podemos empezar a trabajar sin saber lo que queremos vender y con qué actitud queremos hacerlo.

¿El logotipo debe llevar siempre un slogan?
No es necesario pero en ocasiones cuando el nombre de la empresa no es muy explícito, podemos recurrir a él como apoyo para comprender lo que hay detrás de ese nombre.

¿Cómo se eligen los colores de una empresa y se hacen corporativos?
Para cada color de la gama cromática nuestro cerebro hace interpretaciones distintas. El azul, por ejemplo, nos transmite seguridad y confianza. Dependiendo de los servicios que preste una empresa, se pueden elegir colores y tonos relacionados con éstos. Aunque también hay que tener en cuenta con qué otros colores se puede complementar para poder desarrollar una imagen general más integrada y homogénea.

¿En qué medida la presentación de una empresa (página web, tarjeta de visita, logotipo, video corporativo, etc.) influencia en los clientes?
Una empresa que funciona invierte en su aspecto general. Tarde o temprano, todos nos planteamos cómo nos ven los demás. Cuando busco algún servicio siempre procuro encontrar la opción que me inspire más confianza. Si acudimos a Internet y vemos un despliegue de información planteada con rigor y buen gusto, lo asociamos a una empresa seria, que realmente se preocupa por llegar a la gente y hacerse comprender. Probablemente compraremos antes en una empresa de estas características que en otra que se anuncia en las páginas amarillas.

“Uno de los principales errores que se cometen es pensar que la imagen de tu empresa la puedes diseñar tú mismo”.

¿Qué errores suelen cometer las empresas a nivel presentación de imagen?
Uno de los principales errores que se cometen es pensar que la imagen de tu empresa la puedes diseñar tú mismo, que te dedicas a la abogacía, por ejemplo. Si hay profesionales de la imagen, por algo será. No se trata de hacer dibujos que queden bien. Trabajamos con colores, información, fotografía o conceptos y todo tiene que mantenerse en un perfecto equilibrio. Cuando algo falla, todo baila y no funciona. La experiencia resulta fundamental en este aspecto.

Además de la web, tarjeta de visita, ¿en dónde más se hace visible la imagen corporativa de una empresa?
Hay muchos soportes donde poder comunicar. Dependiendo de los servicios de una empresa se puede pensar en diferentes opciones. Una imagen corporativa puede diseñarse pensando en cantidad de posibilidades estándar o no tan estándar. Desde bolsas de plástico, bolígrafos o carpetas hasta vinilos en los vehículos o fachadas de edificios. El límite está donde termina nuestra imaginación.
¿Tan importante es el logotipo de tu empresa?

Te invitamos a que escribas a anavarro@tactius.com y le plantees a Alberto cualquier duda o inquietud que tengas sobre tu imagen de empresa o logotipo. 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail