En multitud de ocasiones se deja de lado la parte más física de nuestro mundo offline, nuestro local o espacio de negocio. ¡Error!.

Nuestro esfuerzo en marcar una estrategia concreta, un plan de marketing ON+OFF, crear la mejor línea de comunicación dependiendo del canal, hacer estrategias de captación de clientes, todo ello, puede no servir de nada si no se conjuntan dos factores. Qué nos transmite el local o el espacio y cómo es el trato personal. Del segundo punto, trataremos en otro artículo en el blog de Tactius. Centrémonos en qué cuenta de nosotros el espacio de trabajo.

Un mismo local puede transmitir diferentes emociones, sensaciones y percepciones según como hayamos resuelto el diseño de interiores. Por tanto, parece lógico pensar que la propia decoración y distribución de nuestro local debería ser no un paso previo antes de empezar a realizar un análisis interno y externo que nos encamine a diseñar una estrategia, sino parte de esa misma estrategia.

Junto con el diseño del logo, la línea gráfica o el diseño web, el interiorismo debe ser la piedra filosofal y el punto de partida de la estrategia offline. Es nuestra carta de presentación a nuestros clientes. Tan es así que incluso existen diferentes restaurantes y hoteles en todo el mundo, que han conseguido distinguir tanto o incluso más por su apuesta diferente en interiorismo que por los productos o servicios que ofrecen.

Al aceptar la premisa de que el diseño de interiores no es un estadio previo sino una herramienta más dentro un plan de marketing debemos entender que, por tanto, requiere de la realización de un análisis previo de la situación a fin de que vaya de la mano con nuestro plan de marketing y comunicación. Es decir, no podemos querer crear un restaurante que proponga una experiencia gastronómica basada en tapas de fusión si contamos con un local con un aspecto viejo y poco cuidado. Así, el diseño del interior del restaurante o hotel debe pensarse previamente conjuntamente con la estrategia marcada y el plan de marketing que queremos implementar, tanto online como offline. Dicha homogeneización en el mensaje, hará que nuestro cliente se encuentre con una experiencia integrada y que la imagen digital corresponda con la que damos a nivel offline, a través de nuestro espacio de negocio.

Por todo ello, debemos apostar desde un inicio en proponer una oferta gastronómica o de turismo, coherente en todos los ámbitos. Esta filosofía nos ha hecho incluir en nuestro equipo de colaboradores tanto a expertos en interiorismo como arquitectos, a fin de poder trabajar con ellos desde un principio aunando esfuerzos para construir una estrategia conjunta que haga que venir a nuestro negocio, sea una experiencia única.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail