La Santa Trinidad Digital

La Santa Trinidad Digital

En muchas ocasiones nos encontramos con clientes que nos piden ayuda para entender en qué consiste y cuál es la estructura mínima que se necesita para dar el salto al mundo digital. En este sentido, nuestra respuesta es que, como mínimo, se requiere lo que nosotros hemos bautizado como la Santa Trinidad Digital. Pero, ¿a qué nos referimos exactamente?

Fundamentalmente, consideramos que para poder dar ese salto y disponer de una identidad digital básica deberíamos tener 3 herramientas online imprescindibles:

  • Una web actual responsive con un contenido atrayente.
  • Una estrategia SEO profesional que se concretará en la optimización del SEO Onpage (en la web) y Offpage (mediante referencias externas).
  • La gestión profesional de las redes sociales corporativas juntamente con la redacción y publicación de artículos en el blog.

Cualquier identidad online pivota sobre éstos 3 ejes: Web, SEO y redes sociales.

No obstante, tal y como hemos comentado en otros artículos todo ello debería ir precedido de un análisis interno de nuestra propia empresa y, otro externo, del sector y competencia. Las conclusiones derivadas de éstos, deberían ayudarnos a marcar unos objetivos estratégicos que luego plasmaremos en acciones online o offline pero que, en todo caso, deberían obedecer a un misma estrategia de marketing y comunicación.

 

La Santa Trinidad Digital, se fundamenta, sobretodo en la creación de la web. Ésta, es el ancla virtual en el mundo online. La mayoría de acciones de marketing que creemos acabarán en nuestra web ya sea para convertir, esto es, para que el cliente compre nuestro producto o contrate nuestro servicio online o bien, para crear reputación de marca. Actualmente, todos entendemos que tener una web de tu empresa es imprescindible pero muy pocas veces nos paramos a pensar para qué la queremos, qué queremos comunicar y a quién. Siempre deberíamos hacernos estas 3 preguntas antes de crear una web. Desafortunadamente, se ha popularizado tanto y se cree tan necesario hoy en día que una empresa esté presente en el mundo online mediante su propia web, que pocas veces nos hemos encontrado con profesionales o compañías que se cuestionen estos 3 puntos y, al final, no deberíamos olvidar que una web, es una herramienta más dentro de un plan de negocio que debería estar meditado desde el principio.

No dudes en preguntarnos si quieres contratar nuestra Santa Trinidad Digital 😉

Ramon Pedragosa, CEO Tactius

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
¿Tu despacho profesional funciona como una empresa?

¿Tu despacho profesional funciona como una empresa?

¿Conoces algun despacho con departamento comercial o de comunicación?

Después de asesorar a algunos despachos profesionales de diferentes sectores y especialidades, como despachos de abogados, de arquitectos o, incluso, clínicas médicas; hemos observado que uno de los mayores problemas que tienen es la dificultad de tratar su negocio como una empresa.

Los profesionales colegiados, independientemente de su profesión, actúan de forma parecida.

Tanto abogados, como médicos o arquitectos, por ejemplo, tienen un alto grado de conocimiento sobre su especialidad pero, en muchos casos, desconocen cómo funciona y se gestiona una empresa en todas sus vertientes: desde la propia gestión del equipo profesional y la política de comunicación interna, a cómo captar clientes o en qué consiste crear una identidad y estrategia digital.

Si lo consideramos de forma lógica, un despacho, debería funcionar de la misma manera que cualquier empresa. ¿Y cómo se organiza una empresa? Creando departamentos por áreas: el departamento financiero, el de recursos humanos, el de marketing y comunicación, el comercial o el legal, por citar algunos. No obstante, esta misma estructura raramente se observa en los despachos profesionales que, por el contrario, acusan las mismas necesidades que cualquier otro negocio. Entonces, ¿porqué no se estructuran de la misma manera? Simplemente, por una cuestión de tradición, sectores y falta de conocimiento. Aquí, es donde escoger a un buen consultor de negocio que nos ayude a estructurarnos mejor y que cree los diferentes departamentos de forma interna o mediante un outsourcing de servicios, puede resultar clave.

Si tienes un despacho, es importante empezar a salir de tópicos tan conocidos como, por ejemplo: mis clientes nos conocen por el ‘boca a boca’, ‘siempre lo hemos hecho así’ o ‘todos mis empleados forman una gran familia’.

Con el fin de ayudar a estos profesionales colegiados y a dar el paso para empezar a actuar como cualquier empresa, profesionalizando así la estructura de su negocio, hemos pensado algunos consejos o tips sobre diferentes puntos clave que creemos que debes tener una cuenta.

Tratar tu despacho como una empresa.

En primer lugar, analiza tu despacho (a nivel operativo, digital, de línea gráfica , humano, comercial, financiero y a nivel de marketing y comunicación). A continuación, crea una estrategia transversal para cada una de las áreas que has evaluado y diferencia, en la misma, la política externa (clientes, proveedores, partners, etc…) de la interna (empleados y local/oficina). Por último, considera qué acciones debes tomar en cada una de las áreas y crea medidores que te permitan estudiar, a posteriori, el resultado de las mismas, con el objetivo de corregirlas o bien mejorar las que se han tomado.

Sin perjuicio de lo comentario anteriormente, en la mayoría de los casos existen normas deontológicas que nos reducirán mínimamente las acciones que se pueden adoptar en todas las áreas.

No obstante, la necesidad de dar un salto adelante es más acuciante que nunca. Los sectores están evolucionando. Cada vez tenemos más startups de Legaltech como ‘Bigle Legal’, ‘Pyme Legal’ o ‘Mil contratos’. Existen directorios como ‘Top Doctors’ que listan a los mejores profesionales de la medicina. ‘Habitissimo’ es uno de los primeros Marketplace que une al usuario con los profesionales de la construcción, arquitectos e interioristas. Las startups que surgen funcionan como empresas. Quizás es el momento de que tu despacho se transforme.

Empieza el cambio, nosotros te ayudamos.

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
4 pasos para una comunicación externa efectiva

4 pasos para una comunicación externa efectiva

Crea una comunicación inteligente, cercana y a medida. Genera confianza para transmitir credibilidad y conseguir resultados tanto en reputación de marca como comerciales. En Tactius conocemos la mejor manera de comunicar la imagen corporativa, productos y/o servicios de nuestros clientes, siempre considerando a qué tipo de interlocutor se dirigen, sus necesidades y deseos. Escríbenos a info@tactius.com y podemos asesorarte y ayudarte en tu plan de comunicación de empresa. ¡Hablamos el mismo idioma que tu target!

Comunicación externa para empresas: En Tactius conocemos la mejor manera de comunicar la imagen corporativa, productos y/o servicios de nuestros clientes, siempre considerando a qué tipo de interlocutor se dirigen, sus necesidades y deseos. Escríbenos a info@tactius.com y podemos asesorarte y ayudarte en tu plan de comunicación de empresa. ¡Hablamos el mismo idioma que tu target!

 

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
¿Qué es un plan de negocio?

¿Qué es un plan de negocio?

Si tienes una empresa es probable que hayas escuchado que resulta imprescindible contar con un plan de negocio para poder crecer como compañía. Pero ¿sabes realmente en qué consiste?

Para aclararlo, hemos decidido consultar a nuestro experto en Tactius, Ramon Pedragosa, y así disipar dudas y reticencias con el fin de alentarte a trabajar con un plan de negocio adaptado a tus objetivos y necesidades reales.


Algunas preguntas básicas sobre cómo elaborar un plan de negocio


Elaborar un plan de negocio suena complejo, ¿qué es lo primero que se debe hacer?
En realidad, la primera premisa es plantearse una serie de cuestiones que pueden chocar por su sencillez. Así, antes de iniciar cualquier proyecto empresarial deberíamos preguntarnos:

  • ¿Qué quiero proponer a mis clientes?
  • ¿Qué ya está proponiendo la competencia a los que quiero que sean mis clientes?
  • ¿Qué resulta diferente de mi propuesta respecto a las que ya existen?

Hecha la auditoría del mercado, analizamos a nuestros clientes y competencia. ¿Cuál es el siguiente paso?
Contestadas estas cuestiones, nos quedan tres preguntas más que responder:

  1. ¿Cómo puedo vender mi propuesta, ya sean productos o bien sean servicios? (MARKETING)
  2. ¿Qué debo decir a mi cliente y cómo debo comunicarme para poder venderla? (COMUNICACIÓN)
  3. ¿A través de qué canales y medios puedo vender mi propuesta? (VENTAS)

Tras el análisis, ¿qué se debe hacer?
Una vez hemos sido capaces de crear nuestro plan de negocio dando respuesta a las preguntas planteadas, no debemos olvidar que la estrategia decidida nunca es inamovible. El sector, la competencia, los aspectos sociales, nuestros clientes y nuestra propia empresa forman parte de una realidad dinámica, en constante movimiento, que nos obligará a adaptarnos continuamente. De este modo, un plan de negocio debe compararse más a un sauce que a un roble, puesto que el primero tiene la capacidad de doblarse ante una tempestad para sobrevivir y no perecer mientras que el segundo, si bien puede ser más fuerte en su estructura ante un temporal, acabará cediendo. Así, la necesidad de revisión de lo establecido y adaptarse a las nuevas tendencias resulta ser obligatorio para ser el líder de tu sector.


¿Qué es un plan de negocio?

Te invitamos a que escribas a rpedragosa@tactius.com y le plantees a Ramón cualquier duda o inquietud que tengas sobre tu negocio.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Diseño de interiores, el marketing invisible para el sector hotelero y de restauración

Diseño de interiores, el marketing invisible para el sector hotelero y de restauración

En multitud de ocasiones se deja de lado la parte más física de nuestro mundo offline, nuestro local o espacio de negocio. ¡Error!.

Nuestro esfuerzo en marcar una estrategia concreta, un plan de marketing ON+OFF, crear la mejor línea de comunicación dependiendo del canal, hacer estrategias de captación de clientes, todo ello, puede no servir de nada si no se conjuntan dos factores. Qué nos transmite el local o el espacio y cómo es el trato personal. Del segundo punto, trataremos en otro artículo en el blog de Tactius. Centrémonos en qué cuenta de nosotros el espacio de trabajo.

Un mismo local puede transmitir diferentes emociones, sensaciones y percepciones según como hayamos resuelto el diseño de interiores. Por tanto, parece lógico pensar que la propia decoración y distribución de nuestro local debería ser no un paso previo antes de empezar a realizar un análisis interno y externo que nos encamine a diseñar una estrategia, sino parte de esa misma estrategia.

Junto con el diseño del logo, la línea gráfica o el diseño web, el interiorismo debe ser la piedra filosofal y el punto de partida de la estrategia offline. Es nuestra carta de presentación a nuestros clientes. Tan es así que incluso existen diferentes restaurantes y hoteles en todo el mundo, que han conseguido distinguir tanto o incluso más por su apuesta diferente en interiorismo que por los productos o servicios que ofrecen.

Al aceptar la premisa de que el diseño de interiores no es un estadio previo sino una herramienta más dentro un plan de marketing debemos entender que, por tanto, requiere de la realización de un análisis previo de la situación a fin de que vaya de la mano con nuestro plan de marketing y comunicación. Es decir, no podemos querer crear un restaurante que proponga una experiencia gastronómica basada en tapas de fusión si contamos con un local con un aspecto viejo y poco cuidado. Así, el diseño del interior del restaurante o hotel debe pensarse previamente conjuntamente con la estrategia marcada y el plan de marketing que queremos implementar, tanto online como offline. Dicha homogeneización en el mensaje, hará que nuestro cliente se encuentre con una experiencia integrada y que la imagen digital corresponda con la que damos a nivel offline, a través de nuestro espacio de negocio.

Por todo ello, debemos apostar desde un inicio en proponer una oferta gastronómica o de turismo, coherente en todos los ámbitos. Esta filosofía nos ha hecho incluir en nuestro equipo de colaboradores tanto a expertos en interiorismo como arquitectos, a fin de poder trabajar con ellos desde un principio aunando esfuerzos para construir una estrategia conjunta que haga que venir a nuestro negocio, sea una experiencia única.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
Por qué tu restaurante necesita una página web

Por qué tu restaurante necesita una página web

Soy muy fanática de los makis, de salir a comer y sobre todo de “investigar” los restaurantes que hay en mi ciudad para saber cuál es el próximo al que voy a ir. Igual que yo, cientos de personas entramos al ordenador, al tablet o incluso al móvil para leer reseñas, ver qué tal es el menú, comparar precios y ver si el ambiente nos agrada. O incluso si hace frío y nos da pereza salir pero no queremos cocinar, podemos pedir que nos traigan la cena a casa. ¡Y toda esta información la podemos encontrar en una sencilla página web, eso sí, bien montada!

Es decir, si el 80% de tus “potenciales clientes” consultan en Internet antes de ir a un restaurante, tu local ya sea grande o pequeño, y sin excusas mediante, necesita una página web para poder competir con el restaurante que queda en la calle del frente o el que está más cerca de la parada de metro.

Y cuidado, cuando digo página web no me refiero a tener un perfil en Facebook (está bien estar en las redes pero es como ser chef y estar trabajando en una cocina con un cuchillo prestado, no sé si me explico). Una cosa son los perfiles sociales y otra muy diferente es tener una página web propia que tú controlas y a la que le puedes sacar muchísimo más partido, y que obviamente incluye los perfiles de Facebook, Instagram, Pinterest, YouTube, etc,.

Ahora que tenemos claro que un perfil en Facebook no es lo mismo que una página web, te enseñaré algunas de las ventajas de disponer de una página web propia para tu restaurante. Me centraré en las cinco primeras ventajas más importantes.

1. Abierto las 24 horas. Sí, es verdad. Tu cocina tiene un horario definido, pero cuando el restaurante está cerrado, tu página web sigue conectando de manera bidireccional con potenciales clientes, dando a conocer tu carta y todos los servicios que ofreces de manera personalizada para fidelizarlos y cuando abras la próxima vez, seguramente tengas muchos nuevos clientes.

2. Pedidos online. Soy de las que piensan que si vas a invertir en la presencia digital de tu local, además de una web, las redes sociales, el blog, fotos bonitas y unos cuantos súper vídeos para YouTube, también hay que cambiar el chip y abrirse a nuevos canales de venta con una estrategia de negocio bien pensada. Si en tu web nueva ya tienes la posibilidad de poner tu menú online, entonces ¿por qué no vender desde Internet y facilitarles la vida a tus clientes? En tres simples clics tienes un nuevo canal de ventas: entran a tu web, eligen el menú y compran/pagan.

3. Reservas sin intermediarios. Está muy bien que tu restaurante continúe apareciendo en todas aquellas páginas de reservas de restaurantes, pero eso no quita que tú puedas también poder tomar reservas y, con ello, olvidarte de posibles porcentajes que tengas que pagar a terceros, además de mejorar muchísimo la calidad del servicio.

4. Comunicarte con tus clientes. Una vez al mes puedes enviarles una Newsletter a tus clientes con ideas como, “este mes tenemos un menú especial para celebraciones, haz tu reserva hoy mismo entrando en (…)”, o “hemos ampliado nuestra carta con un nuevo plato bla bla bla, así que ya sabes, esta noche cocinamos nosotros. Haz clic en el siguiente enlace y te lo llevamos a casa o a la oficina”. Imagina todo el potencial que tienes si con una newsletter puedes informarles periódicamente de todas las novedades, promociones y nuevos servicios. Además de fidelizarlos estás creando marca.

5. Más clientes. Lo cual se traduce en una mejor facturación mensual. Acabas de abrir el abanico de oportunidades de tu local, además del “boca oreja” tradicional ahora estás en Internet y gracias a las reseñas que irán dejando tus clientes y a una buena gestión de tu web y redes sociales, puedes captar no sólo nuevos clientes sino fidelizarlos.

Podría seguir con la lista y entrar en cientos de detalles que te harán abrir los ojos sorprendidos, pero me guardo toda esa información para un próximo post.

Y llegados a este punto me puedo encontrar frente a un lector que trabaja o es dueño de un restaurante que ya tiene página web pero no les funciona o no saben qué hacer; o bien frente a un lector que tiene un restaurante o va a abrir uno y no tiene página web, no tiene ni idea qué hacer en Internet pero sabe que existe un mercado online y no se quiere quedar afuera.

En ambos casos en Tactius tenemos lo que necesitas: desde crear la página web de tu negocio, hasta una estrategia Social Media (Facebook, Twitter, Instagram, etc) o podemos ir más lejos y repensar tu manera de hacer las cosas con un plan de negocio para darle más fuerza a las ventas de tu restaurante.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail