Buenos días Señor cliente, somos Tactius, una consultoría de estrategia de negocio integral. Acto seguido, la primera pregunta por parte del cliente suele derivar en si diseñamos webs. Obviamente, las diseñamos. Somos una consultoría integral. No obstante, inmediatamente consultamos al Señor cliente. ¿Qué propósito tiene una web en sí?

Una web resulta ser una herramienta online mediante la cual exponemos a nuestro público objetivo lo que somos como negocio, nuestros productos y servicios, así como nuestra forma de trabajar. Es nuestro escaparate en el mundo digital. Sin embargo, es sólo una herramienta. Una pieza perdida en un mar que, sin un rumbo previo, da tumbos a la deriva.

La necesidad de  una ruta de navegación

La estrategia corporativa y el plan de desarrollo de negocio son la definición previa de unos conceptos básicos, que tienen por objeto trazar una ruta de navegación con la que llegar a buen puerto. Unos parámetros que deben definirse y deben interactuar entre sí, tanto en el mundo online como en el offline. La web no debe ser únicamente una pieza a la deriva sino un barco parte de una flota, que cuenta y dispone de un soporte aéreo, es decir, el mar digital en que se ubica la web debe ir acompañado del mundo convencional fuera de Internet, de ese cielo donde volar.

De este modo si empezamos a dibujar ese diagrama estratégico, el punto clave y primordial, es la definición. Definir quiénes somos, qué podemos ofrecer al mercado y qué puntos de valor diferenciales brindamos a nuestros potenciales clientes. Sin concretar esta premisa fundamental, será fútil tan siquiera zarpar de puerto o despegar rumbo al cielo.

Tras la concreción de este primer punto, deberíamos saber en qué estado se encuentran los mares y los cielos, qué clima nos espera, qué cantidad de barcos y aviones están navegando o volando y de qué clase son, para que, finalmente, podamos averiguar cuáles son los mejores puertos y hangares donde atracar o aterrizar. En esta fase en la que se precisan las circunstancias del sector, el análisis de la competencia y la concreción de nuestro target, son esenciales para entender tanto si nuestra propuesta tiene cabida como si aporta un valor añadido.

Una vez estamos surcando los cielos y los mares, debemos escoger nuestro arsenal: la concreción de los planes de marketing, comunicación y ventas. Para ello, debemos coordinar nuestras fuerzas marítimas y aéreas, debemos pensar, diseñar y actuar de forma conjunta para atacar al público objetivo adecuado y de la mejor forma, tanto en el mundo digital como en el convencional.

Los capitanes que entienden el proceso de esta manera, son los profesionales que saben que diseñar una web sin más, no es más que una balsa a merced de las olas y el viento. Este tipo de expertos son los que integran el equipo de Tactius.

Bienvenido a un mundo diferente. ¡Bienvenido a Tactius!.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail